Direct access to content

CISIG


Teléfono: 93 419 86 76

Pide Cita


Descubre el mini lifting sin cirugía

A medida que avanza la Medicina Estética también lo hacen los modos de abordaje del envejecimiento y las arrugas.

Hace 20 años teníamos muy pocos materiales de relleno o fillers (colágeno, acido hialurónico de primera generación, ácido poliláctico y algunos materiales permanentes que dieron muchos problemas). Nos dedicábamos a rellenar surcos y arrugas.

Hoy en día, tras exhaustivos estudios del envejecimiento, pues no sólo envejece la piel marcándose las arrugas sino el marco óseo, los ligamentos, los compartimentos grasos que se atrofian y caen… hacemos un abordaje muy distinto con cánulas que nos permite reposicionar los tejidos de modo muy natural y con materiales absolutamente seguros, reabsorbibles y biocompatibles.

Fuimos pioneras en el abordaje con cánulas y el tiempo nos ha demostrado que es menos traumático, doloroso y los depósitos se realizan de modo más uniforme en los tejidos abordados. Así conseguimos una verdadera reestructuración y un reposicionamiento del material de relleno que luego va a producir un aumento del espesor dérmico, ya que es a partir de un estímulo del tejido adiposo que rodea al folículo pilosebáceo desde donde estamos produciendo una neocolagénesis, un aumento del colágeno dérmico como demuestran los últimos estudios científicos de KRUGLIKOV y cols.

Al trabajar con cánula podemos suplir la función de los ligamentos orbitomalares que causan el festón malar, la de los ligamentos zigomáticos que causan el surco nasogeniano, la de los mentonianos que causan el jowl… y reposicionar el volumen de los compartimentos grasos profundos desde donde se va a producir el estímulo a la dermis para estimular la síntesis de colágeno. Conseguimos así un mini lifting sin cirugía.

Otra de las ventajas del trabajo con cánulas es que desde sólo uno o dos puntos podemos abordar toda la cara, de modo que el tratamiento es indoloro y mucho más confortable, minimizando así el riesgo de hematomas.

Los materiales que utilizamos son diversos según el tipo de piel y la profundidad de la arruga o los tejidos que queramos reposicionar o tensar: ácido hialurónico, hidroxiapatita cálcica, ácido poliláctico, policaprolactona o la grasa autóloga del propio paciente. Todos ellos van a ejercer un efecto de estimulación del propio colágeno y una reestructuración del tejido. Cada material tiene su indicación y lugar de inyección, por eso es importante que el médico tenga mucha experiencia en todos y cada uno de los materiales de inyección y sepa cómo y dónde inyectarlos. Así, obtendremos el mini lifting sin cirugía óptimo.

DOCTORA INMA GONZÁLEZ

Más de 25 años de experiencia en medicina estética, antiaging e integrativa. Coordinadora del Máster de Medicina Estética y Bienestar del COMB – UB.

  • Licenciada en Medicina y Cirugía – UB
  • Máster en Medicina Estética – UIB
  • Máster en Terapia Neural – UB
  • Máster en Medicina Biorreguladora UV

  • La Vanguardia
  • La 2
  • El Periódico
  • Onda Cero
  • La Razón
  • Radio 4 RNE
  • Nova